Ese sudor frío que sientes...

Cuando tocas los bolsillos y no notas el móvil