Es desesperante tratar con las imprentas...

Quizás los que trabajan en las imprentas digan lo mismo de los diseñadores, pero yo cuento desde mi lado.

Hacer un trabajo con gigantografías es complicado, primero conseguir las fotos a muchos DPI, luego el ordenador sufre más por trabajar con imagenes enormes, todo se pone lento (tengo que renovar el ordenador), luego las correcciones, repasar mil veces todos los textos, preparar los archivos, revisarlos nuevamente... etc.

Lleva tiempo y hay muchas cosas que pueden salir mal.

Ahora viene lo divertido: subo los archivos al servidor y envío a la imprenta un email con los enlaces para que se descargue los archivos.

Suena el teléfono, era desde la imprenta
- Imprenta: Te llamo porque no sé que hacer con esto que me has enviado.
- Yo: ¿Como es eso? ¿No puedes abrir los archivos?
- Imprenta: No, en el email no hay ningún archivo adjunto
- Yo: (ya empezamos...) Lo que pasa es que los archivos estan en un servidor de internet y tienes que descargarlos.
- Imprenta: ¿Y como se hace eso?
- Yo: (dioss... ten piedad y mátame ahora mismo...) Tienes que pinchar en los enlaces del email.
- Imprenta: Entiendo, a ver... (pasa algo de tiempo) Si, ya me aparece, pero lo veo en internet...
- Yo: (¿porqué? ¿porqué?) Seguramente lo has abierto desde el IE... tienes que ir a Archivo > Guardar como...
- Imprenta: Es que yo en esto de los ordenadores voy muy justito.

Una pequeña pausa: Buenos días señor verdulero, ¿cómo estan estas manzanas? - Respuesta: Mire, no lo sé, es que yo en esto de la verdulería y las frutas voy medio justito....
- Imprenta: ¿Y como guardo este otro archiv...?
- Yo: Vamos a empezar de nuevo, sobre el enlace pincha con el boton derecho y pon "Guardar enlace como"
- Imprenta: ¿Y donde lo guardo?
- Yo: (Madredediosdelamorhermoso...) En el disco duro, en alguna carpeta...
- ...

La cosa siguió mas o menos en ese camino. No me imagino cómo quedará este trabajo, varias gigantografías, marquesinas con retroiluminación, carteles con cristal transparente, todo pasará por las manos de este "esperto"... el horror.

Cuando los clientes me dicen "Es que la imprenta me lo hace gratis", ahora entiendo porqué y cuál es el resultado.