"Quiero una constancia de mi web..."

La comunicación con el cliente es complicada, se manejan códigos distintos y es todo un arte hablar en un lenguaje simple y comprensible para una persona que no sabe nada de webs. Lo mismo cuando voy a ver a un médico, si me lo explica con palabras técnicas seguro que no me entero de nada.

Pero hay veces que se producen unas "situaciones" que...

En el caso que voy a contar se trata de un cliente que llegó pidiendo un sitio web. Se le preparó un presupuesto, una vez aceptado se le mostraron los bocetos, se hicieron algunos ajustes, luego se codificó, se subió al servidor, se presentó y se dio por terminado. Todo bien :)

El problema llegó después, a la hora de cobrarle. El señor no sabía nada de estos temas de páginas webs así que se comunicó con su abogado, que lo "asesoró" eficazmente. El problema que tenía el cliente es que iba a pagar una cantidad de dinero por "aire", desde su punto de vista claro.

Porque no sirvió de nada explicarle que la página web YA era suya, que la podía ver en internet YA funcionando, en SU dominio y servidor, que le entregábamos un CD con TODOS los archivos... no, todo eso no era suficiente... por suerte, gracias a los brillantes consejos de su abogado pudimos llegar a la solución, entregarle las pantallas de la página web impresa en papel.

Cuanto que queda todavía por aprender... :P